Apuesta e inversión continua en I+D

Sistema de generación de nitrógeno in situ con ajuste automático de pureza

Nuestros ingenieros han desarrollado un sistema que permite al usuario seleccionar la pureza de nitrógeno deseada.

Esta innovación es tremendamente útil para las bodegas, entre otras empresas, ya que dependiendo del punto del proceso de vinificación en el que se encuentren pueden seleccionar el nivel de pureza a conveniencia. De este modo, se mejora el proceso de elaboración y conservación del vino, optimizando a su vez la eficiencia energética.

Destaca que todas las purezas seleccionables se mantienen dentro del estándar de nitrógeno calidad alimentaria E941.

Antecedentes

Hasta ahora las bodegas que utilizaban nitrógeno lo usaban a pureza constante, gasificado desde tanque criogénico o mediante generador de nitrógeno gas, normalmente ambos al 99,5% pureza, apto para uso alimentario E941. Con la mejora introducida por Gaslogic, hoy pueden seleccionar distintas purezas en función de la aplicación y la necesidad.

Eficiencia energética

La eficiencia energética es un factor clave en todos los sectores para ayudar a reducir los costes de producción, así como la huella de carbono. Respecto al consumo energético asociado a la generación de nitrógeno, este depende de la cantidad a consumir y de la pureza del mismo: a mayor pureza, mayor consumo de aire y mayor consumo energético asociado.

Nuestro sistema de ajuste automático de pureza permite adaptar el consumo a las necesidades de cada momento y solo utiliza lo imprescindible para llevar a cabo el objetivo deseado.

Nuestro sistema

El sistema desarrollado por Gaslogic cuenta con una pantalla táctil desde donde seleccionar la pureza del nitrógeno.

Ofrece distintas opciones configurables como, por ejemplo, poder establecer horarios semanales para programar las distintas purezas.  Una vez seleccionada la pureza, la pantalla de entrada comunica decisión al sistema de control.

Se adquieren datos a tiempo real de la pureza instantánea y del caudal de salida. Y con ellos, el controlador PID (Proporcional Intregral Derivativo) es capaz de actuar sobre la válvula reguladora de salida hasta conseguir la pureza elegida.

Debido a todas las variables que pueden afectar a la pureza del nitrógeno, el sistema monitoriza y mantiene el control de manera continua. El sistema central muestra en pantalla los datos instantáneos y los registra periódicamente en la memoria para llevar un histórico de control.